granola casera

Desde que mi hijo mayor empezó  a tomar leche de vaca, los desayunos se convirtieron en una de las comidas en las que la creatividad fue más importante. Cada día tenemos que pensar nuevos desayunos.

Hoy os propongo una de nuestras últimas creaciones: Granola LCI.

En esta cocina, hace ya tiempo que desaparecieron los cereales industriales, y dejaron paso a combinaciones mucho más saludables, pero que exigen más tiempo en su preparación y creación.

granolaHace años, yo era una gran consumidora de cereales azucarados, hasta que comprendí que la rapidez en su preparación (preparaba el desayuno en dos minutos) no compensaba a mi salud.

Ya os he dicho más veces que mis hijos me hicieron disfrutar de la comida saludable como nunca lo había hecho.

Ahora, cada día decido el desayuno del día siguiente, y algún fin de semana pongo en marcha el zafarrancho de cocina para preparar recetas que nos duren toda la semana.

Una de estas recetas, es la que os propongo hoy: Granola LCI. Se trata de una mezcla de cereales integrales, frutos seco, frutas deshidratadas y semillas, extraordinariamente rica y fácil de hacer. Y por supuesto, de lo más sana.

Dura perfectamente un mes si la guardas en un frasco de cristal cerrada, y está rica de cualquier forma. De hecho, aquí te traigo un par de recetas más para usar la granola como base.

Necesitamos:

  • ½ kg de copos de avena integrales
  • 100 gr. de nueces y pipas de calabaza peladas y naturales (sin sal y sin tostar)
  • 4 cucharadas de semillas de lino
  • 4 cucharadas de semillas de chía
  • 50 gr. de uvas pasas ecológicas
  • 5 dátiles
  • 50 gr. de azúcar de coco
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 1 cucharada de esencia de vainilla

Preparación:

En un bol mezclamos los ingredientes secos: la avena, las nueces, las semillas de lino (previamente molidas para aumentar la absorción de omega 3) y la chía (los dos tipos de semilla representan la fuente vegetal con mayor cantidad de omega 3), las pasas y los dátiles cortados en trocitos (el tamaño de los trozos dependerá de la gracia que te haga encontrarte el dátil en los cereales).

En otro bol, mezclamos el aceite de coco, la vainilla y el azúcar de coco. Debemos intentar que quede muy bien mezclado.

[ctt template=”4″ link=”oGlDB” via=”no” ]Mis hijos me hicieron disfrutar de la comida saludable[/ctt]

Añadimos esta mezcla al bol anterior y mezclamos muy bien de nuevo.

Extendemos sobre una bandeja de horno y horneamos durante 1 hora a 100º. Pasados los primeros 30 minutos debemos sacar la bandeja y revolver la mezcla para que se dore de forma homogénea.

Dejamos enfriar, y ya tenemos unos cereales caseros completos, llenos de fibra, vitaminas…

Podemos añadirlos a la leche o utilizarlos para otras recetas dulces, como estas (Sí, van 3×1):

Receta de granola con manzana

granola con manzanaPon en un cazo 1 cucharada de azúcar de coco, una de miel, ½ vaso de agua y 1 cucharada de esencia de vainilla. Haz un jarabe a fuego medio, y cuando hierva lo revuelves bien.

granola con manzana Corta una manzana en láminas o dados pequeños y mezclala con el jarabe.

Aparte mezcla una taza de granola LCI, con 30 gr. de mantequilla y 30 gr. de harina de mijo. Forma una galleta.

Echa la mezcla de manzanas en un recipiente de horno y cúbrelo con la galleta de granola. Mételo en el horno a 200º durante 10 minutos con ventilador.

Otra receta muy rica es la de galletas de muesli que aprendimos a hacer hace un tiempo.

Aquí tienes tres propuestas para desayunar, muy sencillas y sabrosas, que pueden arreglarte una mañana. Además conseguirás que los desayunos sean más divertidos, y que los niños coman de maravilla y vayan al cole con energía.

Espero que te haya gustado. No te olvides de comentar!

Un saludo

 

 

 

 

2 Comentarios

  1. Yo quiero comer eso con mi nieto. Me parece que los abuelos también vamos a aprender comida sana con los nietos. Porque por ellos te revelas contra los productos industriales “para gatos” y otras mascotas!!

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí