pastel de judías con nabo

Hoy os traemos otra receta que va a encantar a niños  y mayores: Pastel de judías con nabo.

Nos encanta porque la judía un poco cruda, crujiente, le queda extraordinariamente bien a este tipo de recetas, y porque los niños comen verdura sin soltar el cubierto ni un minuto, de lo rico que está este plato.

Fíjate, incorporas cebolla, judías, nabo, zanahoria…en un pastel!

Al final, los niños, también se sugestionan con el marketing, pues aquí vamos a ponerlo a nuestro servicio. Un pastel, sí, pero sin azúcar. Un pastel sano, completo, rico y fácil de hacer.

No te vuelvas loco ni loca, tratando de esconder las verduras en las comidas de los niños, acostúmbralos desde pequeños a sabores ricos.

Ayúdales a cambiar esa idea tan extendida de que la verdura no puede gustarles porque no sabe bien.

[ctt template=”4″ link=”c8b4a” via=”yes” ]Acostúmbralos desde pequeños a sabores ricos, y ayúdales a cambiar esa idea tan extendida de que la verdura no puede gustarles a los niños. @CocinadLasideas[/ctt]

Necesitamos:

  • 250 gramos de judías helda
  • AOVE
  • Sal marina sin refinar
  • 3 chalotas
  • 1 nabo grande
  • 1 zanahoria
  • Mantequilla ecológica
  • Pimienta negra
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 4 huevos
  • 100 ml de nata
  • 70 gramos de queso emmental
  • 1 plancha de hojaldre
  • Gomasio

Preparación:

judías heldaLavamos y quitamos los hilos de las judías. Si van a comer niños el pastel, es mejor que no les aparezcan los molestos hilillos de las judías.

Las partimos a lo largo en tiras finas.

Hervimos en agua con sal marina sin refinar unos 8 minutos, hasta que queden al dente. Mejor un poquito crujientes. Reservamos.

Sofreímos las chalotas y el nabo cortados en brunoise, y la zanahoria rallada, en un dado de mantequilla, pimienta negra molida, sal y medio vaso de vino blanco.

Cuando esté cocinado, la cebolla se vuelve un poco transparente, añadimos las judías.

Salteamos todo junto y reservamos.

Cogemos 4 huevos, 100 ml de nata líquida para cocinar y 70 gramos (aproximadamente) de queso emmental previamente rallado. Yo prefiero rallarlo en casa. Batimos en un bol.

Dejamos reposar la mezcla de las judías, y cuando esté templada la volcamos en una base de hojaldre colocada en un molde redondo. Para hacer este pastel es recomendable un molde con algo de borde, pero no muy alto, el que se usa para hacer las quiches sería el adecuado.

A esa mezcla, le añadimos la de huevo y lo repartimos suavemente ayudándonos de una cuchara. No queremos mezclarlo de forma homogénea, sino que las judías se vean bien y quede un aspecto más rústico.

Espolvoreamos gomasio por encima y lo metemos al horno 20 minutos a 190º con ventilador.

El gomasio es una mezcla de semillas de sésamo y sal marina. Un condimento japonés, muy interesante, sobre todo por la cantidad de calcio que nos aporta el sésamo (900 mg/100 g) y que supera al de la leche de vaca (163 mg/100 g). Si quieres saber cómo se hace, no te pierdas lo que nos cuenta Gastronomiaycia.

[ctt template=”4″ link=”x2AZf” via=”yes” ]El calcio que nos aporta el sésamo supera al de la leche de vaca. @CocinadLasideas[/ctt]

Espero que este plato triunfe en vuestras casas igual que en la nuestra. Los niños lo devoran. Es posible que la palabra “pastel” los haga sentarse con otra actitud a la mesa ; )

No te olvides de comentar! Sin tu opinión esto no es lo mismo.

 

 

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí