pimientos asados

Hoy os traemos una receta muy sencilla, pero que se puede convertir en la base de muchos de vuestros platos. Arroces, pastas, tostas, aperitivos, salsas, etc: son los pimientos asados. En serio, en la nevera en un recipiente hermético de cristal duran más de una semana y os pueden sacar de más de un aprieto.

Los pimientos asados de La Cocina de las Ideas son tan ricossss y se hacen solos!!!

El pimiento rojo es muy sano y tiene un sabor perfecto para combinar en muchos platos. Además, cuando los metes en el horno a asar desprenden un olor maravilloso. En serio, si tengo un mal día, se soluciona asando pimientos ; )

Los pimientos rojos son una fuente extraordinaria de vitaminas A y C, entre otras propiedades.

Así que, como no, son muy recomendables para incorporar a nuestra dieta y a la de nuestros hijos, incluso si estamos “a dieta” ya que son muy poco calóricos.

Esta receta es sencilla, no, super sencilla. No necesitas ni tiempo ni muchas ganas de cocinar. Se hacen solos, así que no dejes de probarla!

NECESITAMOS:

  • Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE)
  • Sal marina sin refinar
  • 2 pimientos rojos muy frescos y grandes
  • ½ vaso de vinagre
  • 1 diente de ajo
  • Orégano seco
  • Pimienta negra recién molida

PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º

pimientos asadosLavamos bien los pimientos y los colocamos enteros en una fuente de horno. Rociamos con aceite en spray, nos ayuda a difuminar mejor el aceite por los pimientos y que no quede mucho en unas zonas y poco o nada en otras. Espolvoreamos una pizca de sal en cada uno, y los metemos al horno durante 40 minutos, sin ventilador.

Nuestro truco es dejar que se cocinen 20 minutos por cada lado. Es decir, pasados 20 minutos les damos la vuelta con una pinzas.

Una vez pasados los 40 minutos, los dejamos otros 20 minutos (10 minutos por cada lado) con el ventilador del horno.

Cuando estén hechos, los sacamos del horno y dejamos que se templen. Calientes son terribles!

Los pelamos y les quitamos las semillas. Verás que la piel les sale muy fácilmente.

Apartamos los pimientos y hacemos el aliño en la misma bandeja aprovechando el jugo que han ido soltando.

Mezclamos con ese jugo, ½ vaso de vinagre, 1 chorro de AOVE, 1 diente de ajo crudo cortado en 4 trozos, 1 puñadito de orégano seco y una pizca de pimienta negra molida.

Añadimos los pimientos y lo guardamos todo en un bote par ir acompañando multitud de platos.

Te damos algunas ideas:

 

ensalada de mijo con pimientos asados y aceitunas

  • Con pasta

tallarines con pimientos asados

 

  • Con arroz cremoso

arroz cremoso con pimientos asados

 

Incluso puedes hacer una salsa para acompañar una carne… Ya verás como es un “fondo de nevera” de lo más útil y sabroso.

Espero que os haya gustado nuestra propuesta.

¡No dejéis de comentar que me hace muy feliz leeros!

 

 

2 Comentarios

  1. Ya lo creo. Los pimientos son un verdadero ambientador de cocina. Y un buen alimento.
    Aprovecho para darte la enhorabuena por ese premio de originalidad con las verduras congeladas.
    A ver si te conviertes en una influencer de las ideas en la cocina. Con la ayuda de colaboradores y buenos catadores que tienes en casa.

    • ¡Gracias Abu!

      ¡La verdad es que el mejor premio es leer comentarios como los que tú me dejas aquí! Saber que os gusta lo que escribimos es muy emocionante.

      Un saludo

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí