recetas para comer de picnic

Tras escribir el post del picnic saludable, recibí algunos mensajes de personas que me pedían alguna sugerencia de comidas para llevar de picnic.

Algunos incluso iban más allá y me retaban a que alguna de las propuestas fuese un plato caliente.

Y con lo que a mí me gustan los retos, no lo dudé y me puse manos a la obra para hacer este post:

Algunas recetas tradicionales para comer de picnic

Te quiero contar que es lo que suelo guardar yo en la “cesta del picnic” sobre todo ahora que tenemos peques.

Por supuesto, no puede faltar el agua, muy fría. No salimos de casa sin nuestra botella de agua, aunque sea a dar un paseo corto.

En verano, cuando las temperaturas son insoportables, nunca saco a los niños sin agua, para beber o para mojar la cara y las manos.

En este post os dejaba mi truco de guardar una botella congelada (semillena) para que enfríe al resto y después se pueda beber también. Así, el espacio se ocupa solo con cosas útiles.

Bueno, al lío que me voy por las ramas.

Estas son mis propuestas populares, y siempre sanas, para comer de picnic (y merendar e incluso cenar si la jornada se alarga)

GAZPACHO

gazpacho comer de picnic

No podía faltar la crema fría del verano por excelencia.

En casa, junto con el salmorejo (os prometo desde ya la receta) es nuestra crema favorita. Aquí tenéis la receta, y una innovación en esta otra receta de gazpacho.

He de decir que la primera vez que los niños probaron el gazpacho, no les gustó nada. Optamos por reducir la cantidad de ajo, es verdad que puede resultar algo fuerte, y parece que ya empiezan a comerlo con más ganas. Pero sigue sin ser su comida favorita.

¡Qué le vamos a hacer! De todas formas, yo lo sigo poniendo a la mesa, y si comen menos pues no pasa nada.

FILETES DE TERNERA EMPANADOS CON JUDÍAS

filete empanado comer de picnic

Esta receta es muy fácil y los niños no dejan nada en el plato.

NECESITAMOS:

  • 4-5 filetes de ternera
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Ajo
  • Sal marina sin refinar
  • Pimienta negra recién molida
  • Pan rallado
  • Harina
  • Huevo
  • 500 gr de judías Bobby
  • Sal Maldon

PREPARACIÓN:

En casa siempre compro ternera gallega, mejor la zona del solomillo que es más blandita para los niños, y sin nada de grasa. Mi carnicero cuida mucho esos detalles.

Adobamos la carne con sal, ajo picado, Aceite de Oliva Virgen Extra y un poquito de pimienta negra.

Dejamos reposar la carne en esa mezcla unos 15 minutos, mientras tanto preparamos el resto de ingredientes y encendemos el horno a 180 grados

En un plato ponemos el huevo batido, en otro 3 cucharadas de harina y en otro 4-5 cucharadas de pan rallado. A veces tengo que añadir más ingredientes, va a depender del tamaño de los filetes.

Así que empezamos a empanar. Primero pasamos el filete por la harina, después por el huevo y finalmente por el pan rallado.

En casa no me gusta nada freír, así que los meto en el horno hasta que están dorados.

Quedan mucho más sanos e igual de crujientes. Si quieres freírlos, hazlo siempre en aceite bien caliente y cámbialo con frecuencia porque se quema enseguida.

Las judías las hago de la forma más sencilla que existe. Al vapor y después las salteo un poco con aceite de oliva virgen extra, sal Maldon espolvoreada y una pizca de pimienta negra. Es importante que sean judías bobby porque me resultan más sabrosas para hacer así.

Este plato está mucho más rico caliente o templado, que frío. Esa es una realidad.

Como ya os dije, una de las cuestiones que me planteaba un seguidor del blog era cómo conseguir llevar la comida caliente a un picnic.

Está claro que nadie se imagina llevar una fabada a la playa, pero es cierto que hay platos que fríos, fríos, pierden mucho.

Así que me puse a pensar y buscar opciones.

Si lo llevas en una fiambrera o recipiente hermético normal, llegará templado, pero nunca aguantará caliente. Buscando por internet, me encontré con esta maravilla: una fiambrera eléctrica que resuelve perfectamente la cuestión planteada. ¡Reto conseguido!

La verdad es que nunca había entrado esta web de la teletienda, estaba más acostumbrada a verlo en la televisión, y puedes encontrar un montón de cosas. Os la dejo por si a alguien le interesa echarle un ojo.

ENSALADILLA RUSA

ensaladilla rusa comer de picnic

 

Otro gran plato del verano.

La mejor ensaladilla del mundo, he de decirlo, la hace mi madre. Es un sabor tan de casa Mmmm…que no podía faltar en esta recopilación de comidas populares para ir de picnic.

Esta es su receta, no tiene ninguna dificultad y os saldrá bien seguro.

NECESITAMOS:

  • 3 patatas
  • 300 gr de guisantes
  • 4 zanahorias
  • 1 lata grande de atún claro en aceite de oliva
  • 10 aceitunas sin hueso
  • 3 huevos cocidos
  • 1 bote de mahonesa o mayonesa

PREPARACIÓN:

Primero cocemos las patatas con las zanahorias, peladas y limpias. Que queden en su punto, es importante que no se deshagan. Si las pinchas con un tenedor, tendrán que dejarse pinchar fácilmente ; )

En otra olla ponemos los huevos a cocer.

TRUCO: tardan en cocerse 7 minutos justos desde que el agua empieza a hervir.

En otra, los guisantes. Si son congelados en 3-4 minutos estarán perfectos. Los frescos tardan un poco más y es mejor ir probándolos.

Dejamos enfriar todo después de escurrirlo, y lo cortamos en cuadraditos pequeños.

A esta mezcla le añadimos el atún desmigado y las aceitunas, cortadas o enteras eso es a gusto del cocinero.

Sugerencia: si le añades remolacha cortada muy pequeñita, conseguirás una ensaladilla rosa (no rusa). Seguro que a los niños les encanta

Si quieres echarle mahonesa, llévala aparte y que sea de bote. Sabes que el verano no se lleva nada bien con el huevo crudo. Así que, esta vez, mejor sin mahonesa casera.

TORTILLA DE PATATA

Tortilla española comer de picnic

Otro clásico de cualquier picnic que se precie es la tortilla española. Da igual que esté fría o caliente, es un plato de éxito asegurado.

A mí me gusta con mucha cebolla, pero reconozco que lo mejor es hacer dos, una con y otra sin cebolla, para evitar disgustos. Parece que la tortilla española original está hecha solo con patata y huevo.

NECESITAMOS:

  • 4 patatas
  • 4 huevos
  • 1 cebolla (opcional)
  • sal marina sin refinar
  • Aceite de Oliva Virgen

PREPARACIÓN:

Cortamos las patatas en cuadraditos finitos, las salamos (añadimos la cebolla, si queremos, cortada en trocitos pequeños) y las echamos en una sartén con una buena cantidad de aceite de oliva virgen extra caliente.

Bajamos el fuego y dejamos que se vayan cocinando lentamente. Cuando logramos una textura blandita, subimos el fuego para el último toque. Así quedarán un poquito más crujientes.

Las sacamos del aceite, escurrimos con la espumadera, y las echamos sobre los huevos previamente batidos.

Mantenemos la sartén ya sin aceite, pero al fuego.

Mezclamos todo bien y echamos de nuevo en la sartén. Aquí es importante la destreza que tengamos para darle la vuelta a la tortilla, y que no se caiga nada. Debemos darle la vuelta 3 o 4 veces como mínimo para que se haga por los dos lados y no se queme.

Otro factor a tener en cuenta es la tortilla muy cuajada o con el huevo líquido.

Mi recomendación: si hay niños es más digestiva y sana con el huevo cuajado.

Espero que os hayan gustado estas propuestas tradicionales para comer al aire libre.

¡No dejes de comentar!

2 Comentarios

    • Gracias Javier M!

      Me alegro mucho de que te gusten nuestras propuestas. Son comidas tradicionales, pero que siempre funcionan para comer al aire libre.

      Ya sabes, este verano no tienes excusa para no hacer algún picnic!

      Gracias por comentar

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí